Publicidad

Washington (EFE).- Las autoridades estadounidenses detuvieron a tres investigadores chinos por presunto fraude en su solicitud de visado y buscan a una tercera que al parecer permanece en el consulado de Pekín en San Francisco, informó el Departamento de Justicia (DOJ).

Las detenciones se conocieron después de que el Gobierno del presidente Donald Trump forzase a China a cerrar su consulado en Houston (Texas). En un comunicado, el DOJ informó de que cuatro personas fueron acusadas de fraude en sus visados «en relación con un plan para mentir sobre su condición de miembros de las fuerzas militares de la República Popular de China, el Ejército Popular de Liberación (EPL), mientras realizaban investigaciones en Estados Unidos».


Fuente

Publicidad