Publicidad

NUEVA YORK, EE.UU. – En la jornada de conmemoración de los 75 años de las Naciones Unidas, Estados Unidos resaltó su papel en el éxito de esta organización en la entrega y coordinación de ayuda humanitaria a nivel mundial, como el mayor donante desde su fundación, pero también dejo claras sus preocupaciones respecto a este organismo. 

“Hay motivos de preocupación, las Naciones Unidas se han resistido durante demasiado tiempo a una reforma significativa, a menudo carecen de transparencia y son demasiado vulnerables a la agenda de los regímenes autocráticos y dictaduras”, dijo Cherith Norman Chalet, embajadora adjunta interina de EE.UU. ante la ONU.

En su discurso presencial desde la Asamblea General, la embajadora Chalet también se refirió a la importancia de responder con una agilidad renovada a las nuevas amenazas globales. 

“Amenazas que incluyen el robo de propiedad intelectual y los esfuerzos para socavar la libertad de internet. Para la administración Trump, este aniversario es un momento importante para marcar los muchos éxitos de las Naciones Unidas, pero para hacerlo con ojos claros y una determinación renovada de ver que este importante organismo cumpla el propósito previsto”.

Modificada por la pandemia, comienza la 75ª Asamblea General de la ONU

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha pedido a los mandatarios que envíen sus discursos grabados; sin embargo, no se impedirá a ningún líder asistir en persona a las sesiones de la Asamblea General.

El propósito de dicho organismo está basado en los tres pilares de la carta de las Naciones Unidas, paz y seguridad, desarrollo y derechos humanos, los cuales según  el Secretario General Antonio Guterres son hoy más relevantes aún. 

“Se avecina una calamidad climática, la biodiversidad se está derrumbando, la pobreza está aumentando nuevamente, el odio se está extendiendo, las tensiones geopolíticas están aumentando y las armas nucleares permanecen amenazantes. Las tecnologías transformadoras han abierto nuevas oportunidades, pero también exponen nuevas amenazas y la pandemia del COVID-19 ha puesto al descubierto las fragilidades del mundo. Solo podemos abordarlas juntos. Hoy tenemos un superávit de desafíos multilaterales y un déficit de soluciones multilaterales”, afirmó Guterres.

Este fue un llamado al multilateralismo que apoyaron los presidentes de Colombia, Perú, Chile, Costa Rica, Uruguay entre otros.

Publicidad