Publicidad

Una declaración tripartita entre los cancilleres de Estados Unidos, Francia y Rusia pidió el lunes a Armenia y Azerbaiyán el cese de las hostilidades en Nagorno-Karabaj y condenaron la violencia desatada en esa región transcaucásica.

El trío de naciones que conforman como copresidentes el Grupo de Minsk pidió “a las partes en conflicto aceptar un alto el fuego inmediato e incondicional”, recordándoles la declaración emitida con ese objetivo el pasado 1 de octubre.

El llamado “condena en los términos más enérgicos la escalada de violencia sin precedentes y peligrosa dentro y fuera de la zona de Nagorno-Karabaj”.

Hace solo una semana Armenia y Azerbaiyán reanudaron las hostilidades que datan de 1988 para disputarse el territorio de Nagorno-Karabaj.

Tras años de una paz inestable, ambos países firmaron acuerdos en 1994.

La declaración del lunes fue publicada por el Departamento de Estado en nombre de los tres Ministros de Exteriores: Sergey Lavrov, por Rusia, el Ministro de Europa y Relaciones Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian, y el Secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo.

En el comunicado los altos cargos diplomáticos “subrayan incondicionalmente que los recientes ataques presuntamente contra centros civiles, tanto a lo largo de la Línea de Contacto como en los territorios de Azerbaiyán y Armenia”, -fuera de la zona de conflicto de Nagorno-Karabaj, insisten- “constituyen una amenaza inaceptable para la estabilidad del región”.

Publicidad