Publicidad

Estados Unidos ha sancionado a varias empresas por presuntamente permitir el envío y la venta de petroquímicos iraníes.

Seis empresas con sede en Irán, China y los Emiratos Árabes Unidos fueron sancionadas por apoyar a Triliance Petrochemical Co., Ltd., un distribuidor con sede en Hong Kong y con operaciones en Irán, China, Emiratos Árabes Unidos y Alemania, anunció el jueves el Departamento del Tesoro.

Estados Unidos incluyó a Triliance Petrochemical en la lista negra en enero.

El Departamento del Tesoro alegó que las empresas con sede en Irán apoyaron la «participación continua de Triliance en la venta de productos petroquímicos iraníes, incluidos los esfuerzos de Triliance para ocultar u oscurecer su participación en los contratos de venta».

Las claves del nexo Venezuela-Irán: ideología, ilícitos, gasolina y mucha opacidad

Los vínculos entre los gobiernos persa y venezolano han reavivado la preocupación de Estados Unidos, cuyos voceros oficiales expresaron esta semana su convicción de que Venezuela se ha convertido en una especie de santuario para organizaciones terroristas.

La agencia dijo que las ventas de petroquímicos siguen siendo una importante fuente de ingresos para Irán y lo ayuda a «financiar su apoyo desestabilizador a regímenes corruptos y grupos terroristas en todo el Medio Oriente y, más recientemente, Venezuela».

Las empresas sancionadas por el Tesoro fueron Zagros Petrochemical, con sede en Irán; Dinrin, con sede en Hong Kong; Dynapex Energy y Jingho Technology, con sede en los Emiratos Árabes Unidos; y Petrotech FZE y Trio Energy DMCC.

Por otra parte, el Departamento de Estado de EE.UU. dijo el jueves que impuso sanciones a cinco entidades y tres personas por presuntamente participar en transacciones vinculadas a la industria petrolera y petroquímica de Irán.

El gobierno iraní no respondió de inmediato a las sanciones.

 

Publicidad