Publicidad

Washington (EFE).- Estados Unidos alcanzó los 2.629.372 casos confirmados de COVID-19 y 127.322 fallecidos, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Este balance, a las 20.00 hora local (00.00 GMT del miércoles), era de 42.528 contagios más que el lunes y de 1.199 nuevas muertes, de las cuales más de 600 corresponden a decesos antiguos de la ciudad de Nueva York añadidos ahora al sistema. La media de nuevos casos diarios en EE.UU. está desde la semana pasada por encima de los 40.000 arrastrada por el repunte en estados del sur y del oeste como Florida, Texas, California y Arizona. Nueva York, sin embargo, se mantiene todavía como el estado más golpeado del país por la pandemia con 393.454 casos confirmados y 32.032 fallecidos, una cifra solo por debajo de Brasil, el Reino Unido e Italia.
Si no se toman medidas, Estados Unidos se arriesga a llegar a 100.000 casos diarios de coronavirus, una cifra muy por encima de los 40.000 actuales, avisó  el principal epidemiólogo del Gobierno estadounidense, Anthony Fauci. «Ahora estamos teniendo unos 40.000 casos o más al día. No me sorprendería que subiéramos a 100.000 al día si esto no cambia.


Publicidad