Publicidad

Estados Unidos votará la próxima semana en el Consejo de Seguridad de la ONU para extender el embargo de armas a Irán, anunció este miércoles el secretario de Estado Mike Pompeo.

En una conferencia de prensa en el Departamento de Estado, Pompeo recalcó que EE.UU. acompaña al consenso internacional, que data de hace 13 años sobre el tema, y adelantó, “nos aseguraremos de que se extienda el embargo de armas”.

El embargo de armas a Irán debe finalizar el próximo 18 de octubre, según el acuerdo nuclear de Teherán de 2015 firmado en conjunto con las grandes potencias (Irán, Francia, Reino Unido, Rusia, China, Alemania, la Unión Europea), y al que la administración del presidente Donald Trump renunció en 2018.

Estados Unidos necesita los votos de Rusia y China para extender el embargo a Irán. Pompeo anunció en ese sentido, que su país ha estado trabajando “para lograr que las tres naciones que tienen la mayor capacidad nuclear –incluidas Rusia y China- tengan un diálogo estratégico sobre cómo avanzamos juntos para disminuir el riesgo para el mundo».

EE.UU. amplía la lista de metales estratégicos prohibidos para la venta a Irán

EE.UU. ya le había prohibido a Irán la adquisición de ciertos metales y aleaciones de aceros, aluminios y otros usados para armas convencionales o nucleares. El secretario de Estado anunció el jueves la ampliación de los metales prohibidos a Irán.

Aún con el anuncio de la decisión de EE.UU., Pompeo afirmó que “el Consejo haría una burla absoluta de su misión si permitiera que el principal patrocinador estatal del terrorismo compre y venda armas libremente”.

Aunque en alguna ocasión el presidente Trump ha criticado la membresía de EE.UU. en las Naciones Unidas, Pompeo aseveró que en la actualidad su permanencia allí “es importante”

“Hay naciones haciendo fila para vender armas que desestabilizarán el Medio Oriente, poner a Israel en riesgo, poner a Europa en riesgo y riesgo [para] vidas estadounidenses también”, aseguró.

“No vamos a dejar que suceda”, dijo el secretario de estado.

Finalmente, sobre la conformación del organismo de control de las Naciones Unidas, Pompeo calificó de “escandaloso” que el Consejo de Derechos Humanos ofrezca un asiento a Cuba, a cuyo gobierno calificó de  “una brutal dictadura, y crucial en el tráfico de sus propios médicos bajo el disfraz de misiones humanitarias. Ningún país debería votar por Cuba en el Consejo”, sentenció el secretario de Estado.

Publicidad