Publicidad

WASHINGTON, D.C. – El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, y su homólogo ruso, Sergey Lavrov, conversaron este lunes sobre varios temas de «común interés», como Afganistán y la seguridad electoral, según informaron fuentes oficiales.

«El secretario y el ministro de Asuntos Exteriores discutieron asuntos de común interés, incluido Afganistán. El secretario también sacó a relucir el tema de la seguridad electoral», señaló el Departamento de Estado en un comunicado.

La referencia a Afganistán se produce después de que hace un par de semanas el diario The New York Times asegurara que el Kremlin había ofrecido recompensas  a los talibanes por la muerte de soldados de la coalición internacional que combate el yihadismo en ese país, y de la cual forma parte EE.UU.

De acuerdo con el diario neoyorquino, el presidente Donald Trump fue informado sobre este hecho, pero evitó tomar cartas en el asunto. La Casa Blanca ha negado que el mandatario fuera informado y ha insistido en que los informes de inteligencia en que se basaba, en parte, el artículo no habían sido contrastados aún.

«Nadie me informó», Trump sobre presuntas recompensas rusas por muerte de fuerzas estadounidenses

Veinte soldados estadounidenses fueron asesinados en Afganistán el año pasado, pero no se sabe qué asesinatos podrían haber estado relacionados con las presuntas recompensas rusas.

Asimismo, la mención a la seguridad electoral se antoja especialmente relevante en estos momentos, a escasos meses para que se celebren en EE.UU. los comicios presidenciales.

Las agencias de inteligencia estadounidenses, así como diversas investigaciones del Congreso, coinciden en acusar a Moscú de haber querido interferir en las últimas elecciones presidenciales, celebradas en 2016, algo que, no obstante, el propio Trump ha puesto en duda en diversas ocasiones.

Además de estos dos asuntos, Pompeo y Lavrov abordaron la posibilidad de «convocar» a los mandatarios de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU -Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido y Francia- para «conmemorar» el 75 aniversario de las Naciones Unidas.

 

Publicidad