Publicidad

Todos los problemas que estamos sintiendo en Villavicencio, el Meta y los Llanos, incluso Colombia, son derivados de la acción humana.

El Gobierno ha sido incapaz de detener a los malvados que arrasan con la naturaleza y el mejor y mayor ejemplo está en los límites de Meta, Guaviare y Caquetá, para citar un solo caso, donde colonos, seguramente alentados por poderosos elementos de alto coturno y excelentes condiciones económicas, con el fin de obtener tierras a bajo precio y otros para utilizarlas para plantar de hoja de coca y marihuana, estimulan a gentes necesitadas, las internan en la selva y talan los árboles, porque no existe control oficial de ninguna índole y el Estado ha  abandonado esas zonas y todo se va en discursos desde el  Presidente de la repúblicas como sus ministros de Agricultura  y  Medio ambiente, por ejemplo, aseveraron los ciudadanos que están cansados de denunciar esta situación.

Citaron como  caso  concreto lo que ocurre  en La  Macarena, en límites con Caquetá, adelante de  San Juan de Losada y lo que  se ve, incluso en poblaciones del Meta, donde ni  Villavicencio escapa al actuar destructor de quienes utilizan la motosierra,  con la complicidad de quienes supuestamente son encargados de  impedir esta criminal acción.

Twitter:@notillano Web:notillano.com (AA)

Fuente

Publicidad