Publicidad

Con una actividad denominada ‘Dónde está mi moto’, la Policía Metropolitana adelanta en las calles de la ciudad una campaña de sensibilización frente al correcto cuidado de este vehículo.

Así lo dio a conocer el coronel Luis Alfonso Quintero, comandante de la Policía Metropolitana de Villavicencio (Mevil), quien dijo que, aunque el hurto de motocicletas se redujo en los últimos meses, las personas siguen incurriendo en el popular papayazo.

La jornada realizada en el centro de la ciudad tuvo dos componentes esenciales: el primero, la marcación gratuita de motos, y la segunda, un dramatizado programado por los integrantes de la Policía, quienes “se robaron dos motos” para demostrarle a la comunidad cuáles son los principales errores que cometen en cuanto al cuidado de estos vehículos.

Durante la mañana de ayer, cerca de 40 motos fueron marcadas por personal de la Sijin con la máquina de micropercusión entregada por la administración municipal, la cual permite marcar diez piezas de la moto de forma tal que no pueda ser borrado y esto impida la comercialización de partes robadas.

“Con esta máquina logramos hacer una marcación profunda de las piezas, el procedimiento es gratuito y no se demora más de tres o cuatro minutos”, dijo el sargento Oscar Gómez de la Sijin.

Así mismo y como una forma de concientizar a la comunidad, policías vestidos de civil aprovecharon el descuido de los dueños de las motos, quienes se bajan y las dejan por unos minutos sin seguro e incluso con las llevas puestas y simularon un robo.

 “El susto de la comunidad al ver que se llevan una moto y del dueño cuando ve que se la han robado, es muy grande, de esta forma estamos tratando de hacerles ver que el principal problema en el hurto de motos es el principio de oportunidad que ellos mismos dan”, dijo el coronel Luis Quintero.

 “Es una experiencia al principio triste, porque cometí básicamente dos errores: uno dejar la moto sin candado y dos en un sitio prohibido, el susto fue enorme, es mi herramienta de trabajo, vale tres millones de pesos y eso no es fácil de volver a tener. Invito a la comunidad a que no descuide su moto, hoy recibo mi moto de nuevo como un gran regalo de la Policía”, dijo Jairo Mogollón, una de las personas sorprendidas con el robo dramatizado de su moto.

Cabe resaltar que durante el último mes y según las cifras de la Policía Metropolitana, se ha logrado reducir en – 48% el hurto de motos en la capital del Meta, 13 casos menos frente a los 25 del año anterior para la misma época, así como en – 15% en lo corrido del año, teniendo 81 casos menos que en el 2018, año durante el cual se registraron 561 casos.

Publicidad