Publicidad

Sídney (Australia) (EFE).- El rebrote de la COVID-19 en la ciudad australiana de Melbourne se cobró en las últimas 24 horas la vida de 11 residentes en centros de ancianos, donde se registran unos 1.200 casos activos.

El jefe del gobierno del estado de Victoria, Daniel Andrews, explicó  que se han registrado 439 nuevas infecciones, con lo que la región acumula 12.376 infecciones de los casi 18.800 casos confirmados en Australia desde el inicio de la pandemia.

Fuente

Publicidad