Publicidad

MIAMI, FLORIDA – El gobierno del Reino Unido anunció este lunes lo que considera un nuevo régimen de sanciones contra “aquellos que han estado involucrados en algunas de las violaciones y abusos más graves de los derechos humanos en todo el mundo”.

“Cuarenta y nueve personas y organizaciones involucradas en algunas de las violaciones y abusos de derechos humanos más notorios en los últimos años han sido designadas para sanciones bajo un nuevo y poderoso régimen establecido hoy por el Reino Unido”, anunció el Secretario de Relaciones Exteriores.

En un comunicado el gobierno inglés dijo que su práctica es la de la Ley Magnitsky, implementada por Estados Unidos en 2012.

EE.UU. sanciona a 17 involucrados en asesinato de Khashoggi

EE.UU. sanciona a 17 involucrados en asesinato de Khashoggi

Sergei Magnitsky fue un abogado y editor ruso que murió en prisión en 2009 tras 358 días detenido por el gobierno de Rusia. Magnitsk había denunciado a las autoridades rusas por un  millonario fraude de hacienda.

La ley impide a los funcionarios rusos que se creen estuvieron involucrados en la muerte del auditor que entren a Estados Unidos o utilicen su sistema bancario.

El Reino Unido aseguró que esta es solo la primera ola de designaciones bajo el nuevo régimen, y “se esperan nuevas sanciones en los próximos meses”.

El procedimiento impide que los involucrados en “graves abusos y violaciones de los derechos humanos” ingresen al país, que “canalicen dinero a través de los bancos del Reino Unido” u obtengan cualquier beneficio económico.

Los implicados

La nota de prensa de la cancillería inglesa informa que entre los 49 primeros sancionados están 25 ciudadanos rusos, involucrados en el «maltrato y la muerte del auditor Sergei Magnitsky».

Fueron incluidos también 20 ciudadanos sauditas, por su relación con la muerte del periodista de origen saudí, Jamal Khashoggi, en el consulado de su país en la capital de Turquía.

También fueron agregados dos militares de alto rango (generales) de Birmania, según la nota «involucrados en la violencia sistemática y brutal contra el pueblo rohinyá y otras minorías étnicas».

Finalmente, el reporte agrega que hay en la lista dos organizaciones relacionadas con «el trabajo forzado, la tortura y el asesinato que tienen lugar en los gulags de Corea del Norte».

En concordancia con EE.UU.

Es la primera vez que el gobierno del Reino Unido procede con este tipo de sanciones, por consiguiente, enfila hacia la cooperación de “con aliados como Estados Unidos, Canadá, Australia y la Unión Europea”.

La administración Trump respondió por medio del Departamento de Estado con un elogio a la decisión británica por “el continuo liderazgo mundial del Reino Unido en la promoción y protección de los derechos humanos”.

El mensaje de EE.UU. asegura que la decisión “le dará al Reino Unido una nueva y poderosa herramienta económica para promover la responsabilidad por el abuso de los derechos humanos a escala mundial”.

“Hoy estamos designando a 49 personas y organizaciones por la responsabilidad de algunos de los peores abusos contra los derechos humanos en la memoria reciente”, declaró el canciller británico, Dominic Raab.

Las medidas, alertó el gobierno, “también pueden aplicarse a quienes facilitan, incitan, promueven o apoyan estas violaciones/abusos, así como a quienes se benefician financieramente de violaciones y abusos de los derechos humanos”.

Tras su anuncio en el Parlamento, el secretario de Relaciones Exteriores tenía previsto reunirse con la viuda y el hijo de Sergei Magnitsky, Natalia y Nikita, junto con su amigo y colega Bill Browder, en la Oficina de Asuntos Exteriores y de la Mancomunidad.

Publicidad