Publicidad

El exgobernador de Casanare, Nelson Mariño Velandia, capturado el sábado 28 de septiembre en Yopal, fue trasladado el mismo sábado en la tarde a las instalaciones de la Fiscalía, para someterse a la justicia por los delitos de concierto para delinquir y homicidio agravado.

Mariño fue capturado por personal de la Fiscalía proveniente de Bogotá, por orden de un juez especializado, tras las acusaciones que le hizo alias ‘Gavilán’ exparamilitar preso en La Picota de Bogotá.

De acuerdo con una fuente de la Fiscalía, la orden de captura se origina para que responda por los posibles homicidios de tres hombres, ocurridos en un bar del barrio 20 de Julio de Yopal en el año 2003.

Alias ‘Gavilán’

En mayo de este año el portal  lanuevaprensa.com publicó el relato de alias Gavilán , un exparamilitar que acusa a Nelson Mariño de ser autor intelectual de varios asesinatos.

Un juez de Bogotá ordenó investigar al exgobernador de Casanare Nelson Mariño por los asesinatos de cinco personas, pero sigue libre.

Dos autores materiales de crímenes atroces en Casanare reclaman desde la cárcel porque los autores intelectuales gozan de completa impunidad.

“Nosotros estamos aquí, hundidos, y los que de verdad mandaron hacer los asesinatos están libre. Las victimas piden la verdad, entonces porque no involucran a los verdaderos responsable”, asegura el ex paramilitar Arquímedes Pérez Parra, alias ´Gavilán´, quien hizo parte de la banda llamada “Especiales” de los escuadrones de la muerte conocidos como Autodefensas Campesinas de Casanare, comandadas por Martin Llanos, hoy preso en la cárcel La Picota, de Bogotá.

´Gavilán´ estuvo en esa organización criminal entre 1991 y 2004, cuando fue capturado y hoy se encuentra preso en el pabellón de máxima seguridad de La Picota, donde purga una pena de cárcel de 40 años por los delitos de homicidio agravado, desaparición forzada, porte ilegal de armas y concierto para delinquir, ente otros.

´Gavilán´ sostiene que él y sus compañeros de crimen fueron utilizados por políticos y empresario de Casanare que continúan libres e impunes mientras que ellos están pagan las penas que les corresponden como autores materiales de cientos de homicidios selectivos y masacres como la de Mapiripán, cometida en 1997 con un saldo de 60 muertos y una cantidad incierta de desaparecidos y desterrados.

Las víctimas de las Autodefensa de Casanare siguen buscando respuestas sobre lo sucedido, respuesta que, sostiene ´Gavilán´, solo la tienen Martin Llanos y quienes cometieron las barbaries.

´Gavilán´ ha aceptado su responsabilidad en la masacre del Páramo de la Sarna, en Boyacá, ocurrida en el 2001, cuando los paramilitares bajaron a los pasajeros de un bus que viajaba entre Sogamoso y Labrazagrande. Las personas fueron bajadas acostadas bocabajo y asesinaron a 15 de ellos. Solo dejaron viva a una mujer de 54 años y a dos niños.

“Queremos ser escuchados y que las víctimas se enteren de la verdad”, solicita.

´Gavilán´, no obstante, advierte que lo quieren callar. Asegura que en varias ocasiones los mismos fiscales le han recomendado no hablar más por tener la categoría de condenado y, supuestamente, puede agravar su situación jurídica.

Considera que no se le permitió ingresar al sistema de justicia transicional Justicia y Paz por el temor a que involucrara a personajes poderoso de los Llanos Orientales, entre ellos el ex gobernador de Casanare y ex alcalde de Yopal, Nelson Mariño. A este último lo acusa de haber ordenado el asesinato de cinco personas, crimen múltiple que fue dirigido por el ex paramilitar Héctor Díaz Gaitán, alias ´Camargo´, quien estuvo vinculado a las ACC. Ingresó a la banda criminal en 2000 y fue capturado en 2005. Tuvo la función de comandante urbano del Bloque Sumapaz y Yopal.

´Camargo´ también está recluido en la penitenciaria en La Picota. Reconoce su autoría en los asesinatos Yebraín Yumay Alarcón, Alberto Ángel García y Eliecer Perales Lancacho. Estos homicidios fueron cometidos en 2003, en el bar Profundo Azul, del barrio 20 julio, de Yopal. Señala como único responsable intelectual a Nelson Mariño.

Durante su vida en la cárcel, ´Gavilán´ y ´Camargo han intentado contar la verdad sobre lo ocurrido durante el conflicto vivido en esa época sangrienta que dejo millares de víctimas y desaparecidos. Pero no los han querido oír en ninguna instancia judicial.

´Gavilán´ manifiesta que se dispone a denunciar a fiscales y jueces del Casanare que, asegura, han recibido dinero a cambio de esconder procesos. Habla de la fiscalía 29 de Derechos Humanos y la sexta de Yopal. Los señala de recibir beneficios a cambio de archivar u omitir testimonios incriminatorios contra políticos y empresarios que aún hoy tienen el poder en esa zona del país.

´Gavilán´ llamó al Fiscal General, Néstor Humberto Martínez, para que ponga la lupa sobre la seccional de Casanare y envíe una comisión para que inspecciones los procesos que lleva esa entidad en contra de dirigentes vinculado con asesinatos y otros hechos delictivos que se hallan en la impunidad.

Actualmente, ´Gavilán´ está a la espera de ser acogido –junto con 200 miembros más de las AUC– en la Jurisdicción Especial para la Paz. JEP. Quiere –asegura–que las víctimas se enteren de la verdad.

 

 

Publicidad