Publicidad

En el marco de la Mesa de Análisis y Evaluación de las Propuestas del Plan de Manejo de los Parques Nacionales Naturales Tayrona y Sierra Nevada de Santa Marta, Parques Nacionales Naturales de Colombia y diferentes actores de la comunidad de Taganga acordaron la conformación de una Mesa Permanente de Diálogo Social, para abordar temáticas como la territorialidad, dinámicas de uso, el ordenamiento del territorio y la conservación ambiental del Parque Tayrona.

A la jornada donde se hizo la concertación asistieron funcionarios de Parques Nacionales, delegados de la Corporación de Chinchorreros de Taganga, Representante de la comunidad Indígena de Taganga, el Ministerio del Interior, la Defensoría Regional del Pueblo, la Corporación Taganga Azul, Tayrotaganga, la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (AUNAP), el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo; la Superintendencia de Notariado y Registro, la Gobernación del Magdalena, Corpamag, el Invemar, la Unidad de Victimas, el DADSA y la Policía Nacional, entre otros.

Algunas de las propuestas están encaminadas a celebrar acuerdos de usos y actividades asociadas a la relación productiva artesanal con el área protegida y compatibles con los objetivos de cuido que realiza la población nativa de Taganga; a resolver los conflictos socio ambientales de los ecosistemas marinos costeros relacionados con la pesca tradicional, entre otros.

Para Jefferson Rojas Nieto, jefe del PNN Tayrona, “se inicia un proceso histórico e importante para el área protegida en el relacionamiento con las comunidades de Taganga. Se instaló formalmente esta mesa, en el marco de un capítulo especial que debemos revisar, que nos ayude a entender las dinámicas y las relaciones con el territorio, hacer acuerdos y aplicar medidas de manejo”.

Los voceros de la comunidad de Taganga presentes en el espacio consideran que la Mesa Permanente de Diálogo Social fortalecerá el relacionamiento con Parques Nacionales. El pescador Carlos Alberto Herrera Rodríguez afirma que “la mesa es importante porqué el diálogo hace parte de la sociedad, construye una forma de vida y se debe dar una discusión sana con todos los actores que desarrollan sus actividades en el área protegida”.

El Representante de la comunidad Indígena, Ariel Daniels De Andreis, manifestó que “están optimistas porqué hay temas que se pueden llevar a un diálogo intercultural y zanjar los conflictos; sin embargo, aseguró que se necesita voluntad política de las demás instancias estatales para no quedar en el mismo punto”.

Publicidad