Publicidad

Al menos 900 metros cuadrados de vías principales de los barrios Catumare, María Paz, Comuneros, Carulú y la Avenida del Llano diagonal al Hotel Rosado, recuperaron las condiciones de movilidad gracias a la intervención realizada por el equipo de reparcheo vial del Gobierno ‘Unidos Podemos’.

Cajeo (limpieza y preparación del área afectada), aplicación de asfalto en caliente, e intervención con maquinaria especializada (vibrocompactador), fueron los trabajos realizados por las cuadrillas, las cuales aprovecharon al máximo las horas de tiempo seco.

El reparcheo, si bien no es una solución definitiva a la deteriorada malla vial de la ciudad, sí permite minimizar notablemente el deterioro a los automotores, y de paso evitar el riesgo de accidentalidad por las maniobras que hacen, en ocasiones de manera imprudente, los conductores de servicio público y particular para esquivar los huecos.

La Secretaría de Infraestructura recordó que cuando llueve no es posible adelantar los trabajos debido a que el suelo debe estar completamente seco para que el asfalto compacte adecuadamente y cumpla su función.

Publicidad