Publicidad


El sector educativo ha sido una de las áreas más golpeadas por la emergencia de la COVID-19. Este año, sin duda, ha traído nuevos retos para todas las partes implicadas: Gobierno, docentes, estudiantes y padres de familia, dado que se han visto obligadas a reinventarse y migrar sus actividades hacia el mundo virtual, sin perder la esencia pedagógica.

Con el lanzamiento de la plataforma ‘Aprende en casa’ por parte de la Secretaría de Educación de Bogotá, los profesores y alumnos tienen la posibilidad de interactuar y dar continuidad a los procesos académicos. Sin embargo, múltiples factores, entre ellos el reto de mantener la concentración de los niños cuando reciben formación por medios virtuales, que se diviertan y disfruten las sesiones, han convertido a estas nuevas experiencias educativas virtuales en un dolor de cabeza.

Es por esto, que los expertos recomiendan el acompañamiento constante por parte de los padres e incentivar a los niños durante su proceso educativo con diversión, juegos y herramientas didácticas.

 #MorePlayToday, un estudio realizado con Boston Children´s Hospital en Estados Unidos y México, descubre evidencia que prueba que jugar es más que solo diversión, ya que ayuda al desarrollo de los niños. El estudio demuestra que jugar es asociado con mejores resultados en el colegio, buen comportamiento, mejores relaciones interpersonales, menos tristeza, y mejor memoria. Habilidades que pueden ser aprovechadas en el transcurso de la vida de los niños. En Hasbro, queremos promover un espacio estimulante para que los pequeños continúen aprendiendo y desarrollándose desde la seguridad de su hogar”. Señala Tatiana López, Brand Manager de Hasbro.

Según el estudio comentado anteriormente por Tatiana, algunas de las habilidades que se pueden potenciar a través del juego son: 

·           Motricidad fina: Diferentes expertos alrededor del mundo, concuerdan que el uso de masas moldeables como Play-Doh, ayuda a desarrollar la sincronía en los movimientos de las manos y los dedos, facilitando así el proceso de aprender a escribir. 

·           Crear relaciones de valor: En esta época de aislamiento, un deseo común en los niños es volver a reunirse con sus compañeros de clase, estas relaciones de valor están marcadas por los incentivos de fraternidad que generan series como My Little Pony, que además de darles a entender el diverso mundo en el que viven pueden aprender inglés de una forma divertida y no convencional. 

·           Concentración y agilidad: Practicar la puntería es una excelente manera de mejorar la concentración, juguetes como NERF logran centralizar la atención de los niños sobre un objetivo fijo. De igual manera, esta actividad con dardos genera en los jugadores sentido de competencia, donde la agilidad se vuelve un factor determinante que les permite desenvolverse en otras actividades.

·           Planeación y toma de decisiones: Aprender a ser estratégico por medio de juegos de mesa como Monopoly, Cranium, Risk entre otros, equivale a conseguir un objetivo el cual ha sido trazado mediante una planificación. Se ha demostrado que los niños que mejoran dichas habilidades mediante los juegos se desenvuelven mejor en situaciones de la vida real a futuro.

Hoy por hoy, los maestros y padres de familia deben unir fuerzas para superar los retos impuestos por la pandemia, situación que sigue generando imprevistos en los procesos educativos, pero que, a su vez, ha logrado que los docentes de todo el territorio colombiano reciban su tan merecido reconocimiento por la labor que hacen.



Fuente: Villavonoticias.com

Publicidad