Publicidad

Los trabajos de construcción e implementación del programa de macromedición, que ejecuta la Empresa de Servicios Públicos del Meta (Edesa) en 14 municipios del departamento, llegaron al 20 por ciento de ejecución física.

Orlando Guzmán Virgüez, gerente de Edesa, señaló que ya fueron instalados y están en pleno funcionamiento los macromedidores en Cabuyaro, Restrepo y Puerto Concordia, al tiempo que se trabaja en los municipios de Puerto Lleras, Puerto Rico, San Carlos de Guaroa, San Juan de Arama, Cumaral y Guamal.

En los próximos días llegarán los equipos de medida importados, que serán instalados en El Dorado, Fuentedeoro, Mapiripán, Uribe, La Macarena y el acueducto regional del Ariari en la planta de tratamiento de agua potable, ubicada en Cubarral.

La inversión es 2.356 millones de pesos y el proyecto permitirá disminuir los índices de agua no contabilizada, así como obtener cifras reales sobre caudales promedio, identificar fugas y conexiones fraudulentas.

“Los macromedidores son equipos de medida electromagnéticos con baterías, que funcionan por transmisión de ondas, ubicados en las entradas de los sistemas de acueducto, con los cuales Edesa, podrá calcular y medir de manera precisa la cantidad de agua que pasa por cada equipo instalado”, puntualizó el funcionario.

Publicidad