Publicidad

GRANADA.   Con el fin de evitar que la furia del río Ariari derribe el puente El Alcaraván en Granada y que comunica con varios municipios en el sur del Meta, proponen realizar un enrocado de gran tamaño que proteja la banca.

Sería necesario transportar en una cama baja como mínimo 800 piedras enormes, tan grandes que en un solo viaje se cargarían seis rocas nada más, por el peso y la dimensión de la piedra, manifestó el Gobernador, Juan Guillermo Zuluaga Cardona.

Las traerían desde Mesetas o Lejanías, y esa sería una alternativa de solución, conociendo que el río la Cal le cae al Ariari y por la rudeza del agua se llevó los canales de alivio que en verano habían modificado.

Zuluaga, confía en que hoy el Director del Instituto Nacional de Vías, Invias, Juan Esteban Gil Chavarría, lo pueda acompañar a Granada y señalarle la urgente intervención que debe hacerse para impedir que se vaya a caer el puente.

Al Gobernador le preocupa que, de llegar a afectarse el viaducto, no solamente quedarían incomunicados varios municipios, sino que también se afectaría la ganadería, los cultivos de frutas y otras cosechas, e incluso la relación comercial dado al potencial de los negocios.

Otro puente que también requiere de atención es el de “La Amistad” ubicado entre Cubarral y El Dorado.

Twitter:@notillano Web:notillano.com (JAS)


Fuente

Publicidad