Publicidad

MADRID, ESPAÑA – El gobierno español reaccionó el martes con indignación a las recomendaciones que hicieron Reino Unido y Alemania a sus ciudadanos para que no viajen al país ibérico por el aumento de contagios por COVID-19 durante el tradicional punto álgido de la temporada turística.

Mientras se acumulan las recomendaciones por parte de varios gobiernos europeos de no viajar a territorio español si no es esencial, y tras la cuarentena impuesta por Reino Unido a todos los viajeros procedentes de España, el país mediterráneo ve cómo desaparecen sus esperanzas de reactivar la economía.

El turismo representa el 12,3% del PIB de España y el 12,7% de los puestos de trabajo, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), que este martes informó que el país había perdido más de un millón de empleos entre abril y junio, lo que supone el mayor descenso trimestral de su historia.

Economía europea se contraerá más de lo esperado en 2020: ministro UE

El pronóstico europeo de su economía se tornó el martes más sombrío de lo que se proyectaba en mayo. Francia, Italia y España tendrán un proceso de recuperación más complicado. Alemania, Holanda y Polonia, lo tendrán menos severo.

“Es muy injusto porque no se basa en ningún criterio sanitario”, dijo a la radio Cadena SER Francina Armengol, presidenta de la importante región turística de Baleares.

La decisión de Londres no tiene una explicación lógica, según Armengol, que añadió que la tasa de contagio del archipiélago balear es menor que la de Reino Unido.

Sus comentarios coincidieron con los del presidente español, Pedro Sánchez, quien el lunes apuntó que era un error que Reino Unido tomase como referencia la tasa general de casos de coronavirus en España en lugar de optar por un enfoque regional.

Sin embargo, Londres se mantuvo firme, diciendo que mantendrá la inesperada cuarentena anunciada el sábado y su decisión de extender a las Islas Canarias y Baleares su recomendación de no viajar a España.

El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo el martes que Reino Unido tomará medidas para imponer cuarentenas a otros países en caso de que aumenten las infecciones por COVID-19.

“Me temo que si vemos señales de una segunda oleada en otros países, será nuestro trabajo, nuestro deber, actuar con rapidez y decisión para evitar que los viajeros que regresan de esos lugares propaguen la enfermedad en Reino Unido”, dijo a periodistas.

El gobierno regional de Aragón dijo que las advertencias de no viajar a dicha comunidad son “discriminatorias” y pidió a la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, que emita una queja formal.

Los británicos constituyen el mayor grupo de turistas extranjeros en España, con unos 18 millones de visitas durante el año pasado, un poco más de una quinta parte del total de visitantes. Los ciudadanos alemanes, con 11,2 millones de visitas, fueron el segundo grupo más numeroso.

España ha registrado 278.782 casos de coronavirus y 28.434 muertes, pero la tasa de infección varía mucho de una región a otra, siendo Cataluña y Aragón las más afectadas por el aumento de nuevos casos en las últimas semanas.

La cuarentena británica sobre los viajeros procedentes de España podría costar al sector turístico español 11.730 millones de dólares en ingresos perdidos, dijo a la cadena de televisión La Sexta Jorge Marichal, presidente de la asociación de turismo CEHAT.

 

Publicidad