Publicidad

Un nuevo estudio publicado esta semana describe cómo tomar licor de forma excesiva y rápida afecta al cerebro, resultando en ansiedad y otros problemas cognitivos.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), define la bebida excesiva como alguien que toma más de cinco bebidas en unas dos horas, cuatro bebidas si se es mujer. Los CDC reportan que este hábito es un creciente problema en Estados Unidos, especialmente entre jóvenes, con 1 de cada 6 adultos bebiendo en exceso unas cuatro veces al mes.

Investigaciones anteriores examinaron los efectos a largo plazo en el cerebro, pero este reciente estudio, publicado el martes en la revista científica Science Signaling, se enfocó específicamente en los efectos inmediatos de la bebida excesiva en el cerebro.

Para hacer esto, los investigadores de la Universidad de Oporto, en Portugal, le dieron una solución alcohólica a ratones, que estimularon las células inmunológicas en sus cerebros para destruir las conexiones entre neuronas, resultando en ansiedad y otros problemas cognitivos.

El investigador de la Universidad de Oporto, João Relvas, coautor del estudio, dijo en una entrevista, “aún por un breve período de tiempo, la bebida excesiva posiblemente afecte el cerebro, aumentando el nivel de ansiedad, un aspecto relevante del abuso del alcohol y las drogas».

Peligros subestimados del alcohol

Relvas dijo que estudios adicionales en humanos podrían revelar los patrones exactos de bebida que desatan la disfunción sináptica o destrucción de las conexiones. Pero por ahora, Relvas advirtió que la gente debe prestar atención a su consumo y seguir las normas que instan a beber con moderación.

SALUD: Alternativa al alcohol sin resaca

La compañía británica Alcarelle está trabajando en una alternativa al alcohol que te hace sentir sociable, relajado y feliz, pero sin resaca ni problemas de salud. Miguel Ángel Rivera, de la Voz de América, nos brinda más detalles.

«Los peligros del consumo del alcohol, especialmente entre la población más joven, han sido ampliamente subestimados y el consumo excesivo de alcohol es socialmente tolerado”, dijo Relvas.

El académico indicó que estudios como el suyo deberían ayudar a aumentar la conciencia pública y la educación entre jóvenes, de manera que quizás cambie la forma en que la sociedad piensa sobre el consumo de alcohol.

Las guías de dieta determinadas por el Departamento de Salud y Servicios Humanos y por el Departamento de Agricultura estadounidenses, definen la bebida moderada como un trago por día para las mujeres y hasta dos tragos por día para los hombres.

Publicidad