Publicidad

Los líderes de la Unión Europea reanudaron este lunes sus negociaciones en Bruselas tras un receso de mediodía, durante el cuarto día de pláticas para acordar un presupuesto de 2 billones de dólares para ayudar a los países miembros a afrontar los efectos de la pandemia del coronavirus.

Las negociaciones estaban originalmente previstas a tener resultados para el día sábado.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que los negociadores habían alcanzado el domingo por la noche un acuerdo sobre las bases de un posible plan de alivio, lo cual dijo es un paso adelante y da esperanzas de que un acuerdo pudiera lograrse este lunes, o que por lo menos, algún acuerdo sea logrado.

Merkel dijo que las negociaciones habían sido “increíblemente difíciles”, pero agregó que “las situaciones excepcionales requieren esfuerzos excepcionales”.

La presidente de la Comisión de la Unión Europea, Ursula Von Der Leyen se refirió a esta ronda de negociaciones como “una fase crucial”, pero se hizo eco del optimismo cauteloso de Merkel, diciendo tener “la impresión de que los líderes europeos realmente desean un acuerdo”.

Los últimos días han estado marcados por una división que ha enfrentado a las ricas naciones del norte, Austria, Dinamarca, Finlandia, Holanda y Suecia, contra naciones sureñas duramente golpeadas por la pandemia y las cuales tienen el respaldo de Alemania y Francia.

Los países del norte han abogado por estrictas restricciones al gasto público como parte de cualquier acuerdo, mientras otros como Italia y España han buscado minimizar tales restricciones.

Las naciones de la Unión Europea han sufrido 135.000 muertos por el coronavirus, con Italia, Francia y España teniendo los saldos de muertes más altos del mundo.

Las órdenes de confinamiento instituidas por muchos gobiernos para detener el virus han afectado la economía de la Unión Europea, y los economistas pronostican una contracción económica del 8,3 por ciento para este año.

 

Publicidad