Publicidad

Las autoridades civiles, la Policía Meta y el propio alcalde Marco Antonio Gordillo, explican a la comunidad de la inspección de Piñalito, las determinaciones y los avances tras el consejo de seguridad realizado el pasado 6 de agosto. 

 La convocatoria se hizo a raíz de los acuerdos establecidos con la comunidad, donde se determinó la circunstancia de la muerte de dos mujeres y el suicido de un patrullero de la Policía Nacional ocurrido en el centro poblado.

Uno de los pactos, por parte del comandante de la Policía Meta, fue el cambio total de los integrantes de la institución que operaban en este centro poblado. Allí se presentó a las nuevas unidades que buscan rescatar la confianza de los ciudadanos, que por este hecho se había perdido.

“No podemos retirar la Policía en Piñalito, debe quedarse y seguir actuando en la preservación de los derechos de las comunidades, de la vida y honra de los ciudadanos”, expresó el mandatario local.

Twitter: @notillano  Web: notillano.com – Villar 

Publicidad