Publicidad

MIAMI, FLORIDA – El Servicio de Inmigración de Estados Unidos removió del país a Kassim Tajideen, valorado como alguien de alto perfil del grupo Hezbolá y que cumplía sanción por lavado de dinero. Tajideen fue enviado de vuelta al Líbano.

El hombre de 65 años, llegó a Beirut el 8 de julio, en un vuelo charter del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

En un comunicado ICE informó que el libanés cumplía una condena federal por conspiración para lavar instrumentos monetarios, a tenor de la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, y por estar al servicio de Hezbolá «una organización terrorista extranjera».

En 2009, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos había sancionado a Tajideen por su apoyo financiero a Hezbolá.

Dos de las fuentes consultadas por Reuters dijeron que su liberación era parte de la misma vía que el año pasado produjo la liberación de Nizar Zakka, un empresario libanés con residencia permanente en Estados Unidos, y de Sam Goodwin, ciudadano estadounidense, de Siria.

Tajideen fue liberado debido a preocupaciones de salud, y los informes de que la liberación era parte de un acuerdo tras bambailinas son falsos, dijo un portavoz del Departamento de Estado.

La oficina de Operaciones de Cumplimiento y Remoción (ERO, por sus siglas en inglés), es parte de ICE.

«Al remover a Tajideen, ICE complementa el trabajo de nuestros socios federales encargados de hacer cumplir la ley en nuestra misión compartida de proteger la seguridad pública», dijo Francisco Madrigal, director de una oficina de campo de ERO en Baltimore.

Algunas de las extracciones que Estados Unidos realiza, de entre los miles de extranjeros con delitos criminales, pertenecen a la categoría de deportaciones de alto perfil.

EE.UU. ofrece diez millones de dólares por Muhammad Kawtharani, alto mando de Hezbolá

El programa de Recompensas por la Justicia del Departamento de Estado de EE.UU. ofreció el viernes una recompensa de 10 millones de dólares por información que lleve a la localización de Muhammad Kawtharani, un alto cargo de Hezbolá.

Los retiros de alto perfil incluyen a aquellos que son buscados por un delito en otro país, como asesinato, violación, abuso sexual de un menor, delitos de drogas, contrabando de extranjeros, fraude o robo.

Otros incluyen personas con riesgos de seguridad nacional, como presuntos terroristas, aquellos involucrados en crímenes de contraproliferación o aquellos en la lista de vigilancia terrorista y/o la lista de exclusión aérea, junto con los violadores de los derechos humanos o los crímenes de guerra.

ICE devolvió a 267.000 extranjeros en el año fiscal 2019. En ese periodo el 86% de los arrestos administrativos de ERO consistieron en extranjeros con condenas penales o cargos penales pendientes.

Parte del trabajo de ICE consiste en eliminar las amenazas a la seguridad pública, como los delincuentes extranjeros condenados y los miembros de pandillas, violadores de leyes de inmigración, incluidos aquellos que reingresaron ilegalmente al país después de ser deportados.

ICE insta a la ciudadanía a que si tienen información sobre fugitivos extranjeros, se comuniquen con la entidad llamando desde EE.UU. al 866-347-2423 o internacionalmente al 001-1802-872-6199.

(Con información de ICE y Reuters).

Publicidad