Publicidad

Gallinas ahogadas, cerdos y ganado trasladados a otros sitios y varias viviendas afectadas, es el panorama actual en la vereda Mi Llanito por desbordamiento del río Guatiquía.

Las personas en el sector se preguntan: ¿Qué pasaría con un contrato por $2 mil 600 millones de pesos que tenía por objeto la construcción de obras para contener la banca?

El río Guatiquía está bastante crecido y a su paso a arrasado con cultivos de plátano, yuca, aves de corral e inundado varias parcelas.

Algunas familias han sido evacuadas en helicóptero por unidades de socorro dado a que han quedado aisladas y con el agua a la cintura.

La Unidad de gestión de Riesgo envió maquinaria para no ha sido posible la ejecución de obras debido a la gran cantidad de agua.

Entretanto, en el barrio Mesetas, parte alta de la ciudad, tres casas están en riesgo de irse al abismo debido a los fuertes aguaceros que han ocasionado desprendimiento de material de arrastre.

Twitter:@notillano  Web:notillano.com (JAS)


Publicidad