Cerca de 9 mil castellanos empezarán a beneficiarse de la intervención que se le hizo al sistema de acueducto del municipio de Castilla la Nueva, gracias a una alianza entre Ecopetrol y el Gobierno Municipal en la que acordaron unir esfuerzos para llevarles agua potable permanentemente a sus casas y mejorarles su calidad de vida.

Con los trabajos realizados, se logra garantizar la continuidad y calidad de la prestación del servicio de agua en el Municipio, con una proyección cercana a los 25 años y un abastecimiento futuro para veredas como Sabanas del Rosario, Caño Grande, Betania, El Centro y San Antonio.

Para hacer realidad este sueño de los castellanos, se construyó una nueva bocatoma que amplió la capacidad de captación de 60 a 128 litros por segundo; se mejoró la línea de conducción del sistema del acueducto; se construyó un paso elevado con una estructura metálica de 120 metros sobre caño Camelias, se optimizó la planta de tratamiento de la zona urbana del municipio y se instaló un moderno sistema de macro medición.

El valor del convenio para la ejecución de las obras fue de $5.105 millones, de los cuales Ecopetrol aportó $3.605 millones y la Alcaldía $1.500 millones.

De esta manera, Ecopetrol y el Gobierno de Castilla La Nueva aportan al cierre de brechas en infraestructura y al acceso de la población al agua potable, con obras que generan desarrollo sostenible y beneficio de todos y para todos los castellanos.

La entrega se formalizó en un acto protocolario realizado hoy en la Ecobiblioteca de Castilla La Nueva, con la participación del alcalde municipal, Willian Medina Caro, líderes comunales, comunidad de las veredas beneficiadas y representantes de Ecopetrol.