Publicidad

Bogotá, (EFE).- El Gobierno de Corea del Sur donó este lunes 40.000 tapabocas y productos esenciales a los veteranos colombianos de la Guerra de Corea (1950-1953) como muestra de respeto con los militares retirados y sus familias.

«Esta donación significa que el pueblo coreano honra, respeta y recuerda a los veteranos y que espera desde su corazón que todos los veteranos colombianos tengan mucha salud y ánimo en la crisis sanitaria del COVID-19», dijo el encargado de Negocios de la embajada de Corea del sur en Colombia, Hanuk Chung.

Para la donación, que se realiza en el marco del aniversario 70 del inicio de la Guerra de Corea que se celebra este año, el Gobierno del país asiático realizó una excepción en la prohibición que impuso a la exportación de tapabocas por la alta demanda doméstica como muestra de respeto a los veteranos colombianos.

«Quiero expresarle una vez más a los veteranos colombianos que el pueblo coreano recordará para siempre su enorme sacrificio, devoción, solidaridad y valentía. Siempre los llevaremos en lo mas profundo de nuestro corazón», añadió el diplomático.

En la ceremonia -en la que estuvieron representantes militares de Colombia, asociaciones de veteranos y empresas surcoreanas- también fueron donados implementos por la farmacéutica BORYEONG, las Industrias Aeroespaciales de Corea (KAI) que participaron con suplementos nutricionales y LIG NEX1 Co.Ltd. en Colombia entregó con cupones de compras.

«Damos al Gobierno y al pueblo de Corea nuestro agradecimiento por la colaboración que nos dan para defendernos de la pandemia del COVID-19», dijo Epifanio Rodríguez, presidente de la Asociación de Veteranos de la Guerra de Corea (Ascove).

Agregó: «Hechos como este, agregados a todas las actividades que el Gobierno coreano y la colonia coreana en Colombia desarrollan en forma permanente, incrementan y refuerzan los lazos de amistad entre los dos países».

Los dos países mantienen una estrecha amistad desde mediados del siglo XX cuando Colombia fue el único país latinoamericano que envió un batallón a la Guerra de Corea (1953-1953) en apoyo de las tropas surcoreanas.

De los 5.204 militares colombianos que combatieron en ese conflicto, 143 murieron, 557 fueron heridos, 71 desaparecieron y de los 30 que fueron capturados por las tropas enemigas, dos nunca volvieron, dicen que por voluntad propia. EFE


Publicidad