Publicidad

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, dijo el sábado al Consejo de Seguridad que él no puede tomar ninguna medida sobre una declaración de Estados Unidos de que se han vuelto a imponer todas las sanciones de la ONU a Irán porque «parecería haber incertidumbre» sobre el tema.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo el mes pasado que había iniciado un proceso de 30 días en el Consejo que condujo al retorno de las sanciones de la ONU a Irán el sábado por la noche, el cual también evitaría que expirara un embargo de armas convencionales sobre Teherán el 18 de octubre.

Pero 13 de los 15 miembros del Consejo de Seguridad dicen que la medida de Washington es nula porque Pompeo utilizó un mecanismo acordado en el acuerdo nuclear de 2015 entre Irán y las potencias mundiales, al que Estados Unidos renunció en 2018.

«Parecería haber incertidumbre sobre si el proceso … se inició o no y, concomitantemente, si las terminaciones (de las sanciones) … continúan en vigor», escribió Guterres en una carta al Consejo, a la que tuvo acceso Reuters.

«No le corresponde al Secretario General proceder como si no existiera tal incertidumbre», dijo.

Funcionarios de la ONU brindan apoyo administrativo y técnico al Consejo de Seguridad para implementar sus regímenes de sanciones y Guterres nombra expertos independientes para monitorear la implementación.

Agregó que «en espera de una aclaración» sobre el estado de las sanciones a Irán, no tomará ninguna medida para brindar ese apoyo.

Washington argumenta que inició el regreso de las sanciones, conocidas como «snapback», porque una resolución de la ONU que consagra el pacto aún lo nombra como participante. Los diplomáticos dicen que es probable que pocos países vuelvan a imponer las medidas levantadas en virtud del acuerdo de 2015 que tenía como objetivo evitar que Irán desarrolle armas nucleares.

«Si los Estados miembro de la ONU no cumplen con sus obligaciones de implementar estas sanciones, Estados Unidos está preparado para utilizar a nuestras autoridades nacionales para imponer consecuencias por esas fallas», dijo Pompeo en un comunicado el sábado.

Añadió que en los próximos días Washington anunciaría medidas adicionales para fortalecer la implementación de las sanciones de la ONU y «responsabilizar a los infractores». 

Estados Unidos está tratando de presionar a Irán para que negocie un nuevo acuerdo con Washington.

El embajador adjunto de Rusia ante la ONU, Dmitry Polyanskiy, respondió en Twitter: «Todos dijimos claramente en agosto que las afirmaciones de Estados Unidos de activar el retroceso son ilegítimas. ¿Washington es sordo?».

Los antiguos aliados de Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y Alemania, dijeron al Consejo el viernes que el alivio de las sanciones de la ONU para Irán continuaría y que cualquier decisión o acción tomada para volver a imponer las sanciones de la ONU «no tendría efecto legal».

El embajador de Irán en la ONU, Majid Takht Ravanchi, dijo en Twitter el sábado: «La ‘fecha límite’ ilegal y falsa de Estados Unidos ha venido y se ha ido … Nadar contra las corrientes internacionales solo traerá más aislamiento».

Publicidad