Publicidad

Una obra de contención que imposibilite el lanzamiento al vacío desde el puente vehicular que comunica al Galán con la Azotea, piden los habitantes del sector.

Son varias las personas que desde ese lugar se lanzan quitándose la vida por situaciones emocionales producidas por situaciones que solo la victima conoce.

El más reciente y lamentable episodio ocurrió en las últimas horas cuando Miller Castillo Montenegro, de 43 años, tomó la fatal decisión de poner fin a su vida.

De acuerdo con la Policía, sus pertenencias personales fueron halladas dentro de una bolsa que permitieron su identificación.

Al parecer  residía en el barrio Popular y de allí se desplazó al puente Galán la Azotea, de donde se lanzó, y al caer  el golpe lo recibió en la cabeza, muriendo instantáneamente.

Twitter:@notillano.com (Santos)

Fuente

Publicidad