Publicidad

Vehículo incinerado de Cormacarena

La mañana de este sábado (5 de septiembre) tres funcionarios de la Corporación que se desplazaban desde la inspección La Julia hacia la vereda El Diviso en el municipio de Uribe, fueron abordados por sujetos armados que les hurtaron sus pertenencias y la camioneta en la que se movilizaban.

Gracias a la oportuna reacción del Ejército y la Policía Nacional, los tres funcionarios que se encontraban adelantando firma de acuerdos de conservación de bosques con los habitantes del área rural del municipio de Uribe (Meta), fueron retirados de la zona y se encuentran sanos y salvos.

Durante el hecho de violencia, los colaboradores lograron llegar hasta un punto seguro del sector donde se refugiaron mientras aparecía el apoyo de la fuerza pública, sin embargo, el vehículo que había sido robado, kilómetros más adelante fue incinerado y abandonado por los criminales. Posteriormente, la comunidad reportó dicha situación a las autoridades.

Cormacarena rechaza tajantemente el suceso que puso en riesgo la vida de los funcionarios, que hicieron parte del evento que formalizó el pago por servicios ambientales ayer viernes en la inspección La Julia, Uribe, con presencia de otras entidades del Estado y la comunidad.

“Esto es un atentado contra la institucionalidad, lo único que buscamos como Corporación ambiental, es garantizarle a los habitantes de la zona oportunidades de recibir incentivos monetarios por conservación de los bosques (…) no descansaremos en nuestra labor de proteger el bioma amazónico y lograr vincular a más familias a programas orientados a la recuperación social, económica y ambiental del territorio”, sentenció Andrés Felipe García Céspedes director de la Corporación.

Fuente

Publicidad