Publicidad

Al no conseguir la puesta en servicio de la antigua clínica Martha en Villavicencio, luego de invertir más de $2 mil millones, el Alcalde, Juan Felipe Harman Ortiz, estaría pensando en ceder a un particular que la ponga a operar.

Ocurre que, el tercero con quien piensa hacer el negocio, estaría condicionando el 94 por ciento de las utilidades y el 6 por ciento para el municipio.

Parece que se repetiría la misma propuesta que Harman, demandó siendo concejal en 2019 y Wilmar Barbosa, Alcalde y crearía una nueva empresa para el manejo del alumbrado donde ganaría el privado y el municipio tendría el mínimo porcentaje.

Sin embargó, una fuente cercana a Felipe Harman, comunicó que en la firma del comodato por cinco años entre las Directivas de la Clínica Martha y la ESE municipal, quedo establecida una cláusula que no permite ceder la operación a un particular.

De llegar a incumplir esa cláusula penal, se haría efectivo el pago de una multa por $300 millones de pesos.

Preocupa que han trascurrido cinco meses luego de una inversión sin ninguna planeación y no alcanzó la plata para dotar de equipos a la Clínica y ahora está la Contraloría y demás entes de control fiscalizando dicha inversión.

Ante la presión de los organismos, Felipe Harman, está preocupado y no haya como resolver el caso. El abogado, Edgar Ardila Barbosa, ha escrito varios conceptos haciéndole saber de las consecuencias nefastas en que podría incurrir de llegar a dar un paso en falso en el sentido de entregar la clínica a un tercero.

[email protected] Web:notillano.com (JAS)

Fuente

Publicidad