Publicidad

Nueva Delhi (EFE).- La India cruzó este domingo la barrera de los 5,4 millones de casos de coronavirus, tras casi dos semanas reportando al menos 90.000 nuevas infecciones cada 24 horas, un ritmo que ha venido en constante aumento y que ha marcado récords globales desde principios de agosto.

Según los últimos datos del Ministerio de Salud indio, el país confirmó 92.605 nuevas infecciones de la COVID-19 en las últimas 24 horas, elevando el número total desde el inicio de la pandemia a 5.400.619, el 17 % del total de casos en el mundo. Además, alcanzó los 86.752 muertos, con un incremento de 1.133 fallecimientos, un número relativamente bajo si se considera que tiene una tasa de mortalidad del 1,6 %, por debajo del promedio global. Los datos de la Universidad Johns Hopkins señalan que esta tasa pone a la India en la posición 20 en el ránking mundial. Este es el segundo país más afectado del mundo, después de EE. UU., con 6,7 millones de casos, y su curva de aumento indica que a este ritmo la India podría convertirse en el epicentro de la pandemia para el final de la esta semana.

Fuente

Publicidad