Publicidad

Bogotá.  (EFE).- Más de un centenar de indígenas desplazados por el conflicto armado en Colombia permanecen en un campamento improvisado en el parque Tercer Milenio del centro de Bogotá esperando se les   provea de alojamientos definitivos durante la pandemia del coronavirus.

Las familias llegaron hace ocho meses a la ciudad huyendo de los enfrentamientos entre grupos ilegales en los departamentos de Risaralda y Chocó, pero una vez que comenzó la emergencia sanitaria quedaron a la intemperie y sin ingresos.
«A principios de enero nos brindaron un techo y alimento por 90 días. Cuando terminó este contrato, la familia embera, que no tiene empleo, se quedó sin dinero para pagar su techo», dijo a Efe Eduardo Mamundie, secretario de la comunidad embera chamí.  Sin embargo, el secretario de Gobierno de Bogotá, Luis Ernesto Gómez, afirmó  que las familias indígenas, que tenían como principal forma de sustento la venta de sus artesanías, han recibido acompañamiento integral de la Alcaldía.
«Con el inicio de la pandemia se agravó su situación de ingresos y sustento, ya que la venta de artesanías y otras actividades que estaban desarrollando en la ciudad era insuficiente», matizó el funcionario.
Gómez subrayó que durante los meses de la pandemia (marzo-agosto) la Alcaldía ha acompañado a 237 familias emberas mediante un «diálogo permanente» y les ha ofrecido soluciones a sus necesidades con un desembolso de 744 millones de pesos.
Ese dinero, según la administración local, se ha destinado a diferentes rubros, que incluyen kits de alimentación, transferencias monetarias en efectivo, auxilio para la reparación a víctimas y acompañamiento social.  «Todos están recibiendo las mismas ayudas. A todos les hemos hecho transferencias monetarias, se les brinda arrendamiento solidario, posibilidades de albergue y mercados (productos básicos)», detalló.
Gómez aseguró que la Alcaldía ha tenido que intervenir en siete oportunidades las ocupaciones ilegales en espacios públicos de estas familias y que en cada ocasión los indígenas han sido reubicados en albergues pagados por el gobierno.
Para el secretario de Gobierno municipal, hay varias familias que a pesar de las ayudas recibidas «exponen a niños y a toda la ciudad de Bogotá a contagios por coronavirus».EFE

Fuente

Publicidad