Publicidad

Las autoridades sanitarias en Cartagena están investigando el caso de un bebé recién nacido a quien el amputaron un brazo, presuntamente por una negligencia médica en una clínica de la ciudad.

Según los familiares quienes denunciaron el caso, el menor fue ingresado a un hospital por una afección respiratoria y un problema en la sangre por lo que tenían que canalizarlo y recetarle antibióticos, pero un problema en el procedimiento de canalización le causó un problema en la dermis y ocasionó que sufriera una necrosis y posteriormente perdiera la extremidad.

Frente a la situación, el director del Departamento Administrativo Distrital de Salud, explicó “hemos estado en comunicación permanente con los familiares acompañándolos en esta situación. Esperamos que la EPS Cajacopi también haga lo propio y acompañe a esta familia que hoy está sufriendo por este caso. Llegaremos hasta las últimas consecuencias revisando letra por letra, la historia clínica a ver qué sucedió porque cosas como esta no pueden suceder en nuestra ciudad”.

Por su parte, el centro médico donde ocurrieron los hechos que son materia de investigación no han emitido comunicado o pronunciamiento frente al caso.

Publicidad