Publicidad

Teherán (EFE).- Un ciudadano iraní acusado de espiar para la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos y para el servicio secreto israelí (Mosad) y facilitar la ubicación del asesinado general iraní Qasem Soleimaní ha sido condenado a muerte, anunció este martes las autoridades del Poder Judicial iraní.

Se trata de «Mahmud Musavi Majd, quien a cambio de recibir dólares estadounidenses proporcionó informaciones acerca de áreas de seguridad, especialmente sobre las fuerzas armadas, incluida la Fuerza Quds» de los Guardianes de la Revolución, explicó el portavoz del Poder Judicial, Gholamhosein Esmailí, según la agencia oficial iraní de noticias IRNA. La pena se ejecutará muy pronto», subrayó Esmailí. EE.UU. asesinó en enero pasado en un bombardeo selectivo en Bagdad al poderoso general Suleimani, de 63 años, comandante de la Fuerza Quds, lo que provocó una grave escalada de la tensión en la región.


Publicidad