Publicidad

DUBÁI – El jefe de inspectores nucleares de Naciones Unidas Rafael Grossi llegó el lunes a Irán, reportó la televisión estatal iraní, buscando tener acceso para sus inspectores a dos sitios que se sospecha fueron usados para fines nucleares, luego de meses de estancamiento entre Teherán y el organismo internacional.

Teherán dijo que la visita de Grossi “fortalecería los lazos y Irán y el inspección de programas nucleares. Sin embargo, en una declaración el sábado, Grossi dijo que abordaría “las preguntas pendientes, y en particular, el tema del acceso”.

«Siempre que las acciones de la  Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, por sus siglas en inglés) estén basadas en la imparcialidad, independencia y se distancie de presiones políticas de otros países, no habrá problemas entre la IAEA e Irán”, dijo el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Saeed Khatibzadeh, dijo a los periodistas, según reportó la televisión estatal.

Un alto funcionario nuclear iraní dijo el domingo que la IAEA deseaba tener acceso e inspeccionar “dos lugares”, uno cerca de Teherán y el otro cerca de la ciudad de Isfahan.

La visita de Grossi se produce luego que Washington presionara la semana pasada al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para que volviera a imponer sanciones a Teherán que fueron levantada tras la firma de un acuerdo de inspección que se firmó en el 2015 con los representantes de naciones poderosas del mundo.

Sin embargo, las autoridades iraníes dicen que la visita de Grossi no está relacionada a la medida estadounidense para reimponer todas las sanciones a Irán, que otros países que firmaron el acuerdo, Rusia, China, Inglaterra, Francia y Alemania, no han respaldado.

En el 2018, el presidente Donald Trump retire a Estados Unidos del acuerdo y reimpuso sanciones que han afectado la economía de Teherán. Irán respondió reduciendo el cumplimiento de las restricciones del acuerdo.

Khatibzadeh dijo que Grossi se reuniría con funcionarios de alto rango durante su visita, incluyendo al canciller y al jefe del programa nuclear.

Publicidad