Publicidad

Un Fiscal de la Unidad de vida sustenta la petición de medida de aseguramiento con detención preventiva de la libertad de una joven mujer que con arma blanca ocasionó cuatro heridas mortales y segó la vida a su compañero sentimental.

La agresora confesó el hecho, al entregarse a la policía minutos después de haber cometido el delito, dentro de una vivienda ubicada en el barrio Cooperativo de la capital del Meta.

Todo empezó en discusión hasta desbordarse los ánimos. “Yo no lo iba a matar, quise provocarle un susto, pero la intensión no era hacerle  mal, pero desgraciadamente se murió”,dijo a las autoridades.

Ahora,  está apesadumbrada y arrepentida pensando en los años de cárcel que purgará por el delito de homicidio.

Twitter:@notillano Web:notillano.com (JAS)

Fuente

Publicidad