Publicidad

París (EFE).- La Agencia Internacional de la Energía (AIE) revisó este jueves al alza las previsiones que había hecho hace un mes sobre la demanda mundial de petróleo, aunque, a pesar de todo, calcula que en el conjunto del año caerá el equivalente del 8,6 % respecto a 2019. En su informe mensual, la AIE indicó que la movilidad en los países de la OCDE, que es mayor de lo que se había anticipado, y el levantamiento de las medidas de confinamiento por la pandemia del coronavirus, justifican esta corrección al alza, que se concentra esencialmente en el segundo trimestre. Entre abril y junio, el consumo global de crudo será de 79,3 millones de barriles diarios, es decir, 3,2 millones más de lo que la propia AIE había estimado en abril.Una cifra que, en cualquier caso, estará muy lejos de los 99,9 millones de barriles diarios de media en 2019, y que muestra el hundimiento del mercado a causa de la crisis del coronavirus.


Publicidad