Publicidad

Se les complicó la vida a algunos de los directivos de la Cámara de Comercio de Villavicencio.

Las actuaciones realizadas en los últimos días, han creado un ambiente de incertidumbre y han aflorado manifestaciones contradictorias.

Hemos actuado correctamente han señalado los directivos que encabezados por el Presidente de la Junta Directiva, determinaron en primera instancia destituir Mauricio Vega, designar una funcionaria encargada de la Presidencia  Ejecutiva, y posteriormente nombrar a Víctor Delio Sánchez Gómez en el importante cargo.

De los nueve tres en principio se mostraron renuentes al licenciamiento del  pereirano Vega y posteriormente para el nombramiento de Sánchez, dos no  participaron en la elección por estimarla contraproducente e ilegal.

Cuando Víctor Delio Sánchez se posesionó, declaró que no tiene ningún interés político, ni económico, sino sacar adelante la entidad, mejorar sus  finanzas y defender los derechos de los afiliados.

Pero todo indica  que otra cosa están sosteniendo en la Superintendencia  de Industria y Comercio, ya que Andrés Barreto, que dirige esa organización estatal, ha manifestado que no todo se ajusta a la legalidad en la Cámara de Comercio de Villavicencio, que no se ha actuado conforme la normatividad.

Existe, dice Barreto, detrimento fiscal, según la Contraloría General, hay  algunos hallazgos que son investigados para establecer responsabilidades y en la directiva figuran tres personas que se han acreditado como comerciantes, pero en realidad  son de fachada, como se ha determinado,  realizado el proceso de indagación.

Además, señala el alto funcionario del gobierno, que los directivos de la  Cámara de Comercio de Villavicencio han desconocido a la Superintendencia,  no han atendido las órdenes impartidas, y ese acto de desobediencia puede  acarrear en primera instancia sanciones por hasta cien mil millones de pesos  y además, la disolución de la entidad.

La situación es grave y seguramente en el curso de la próxima semana, la  Superintendencia cite a esa dependencia en Bogotá a los directivos para la realización de la sesión oficial y proceder, conforme normas vigentes, a  resolver, de una vez por toda la problemática que se registra en una organización que recolecta miles de millones de pesos, pero que al parecer no son bien empleados y para aprovecharse de la situación, se practica la politiquería.

Twitter: @notillano Web:notillano.com (AA)


Fuente

Publicidad