Publicidad

Redacción internacional (EFE).- El coronavirus avanza a pasos de gigante en América, que suma ya 2.949.455 infectados y 165.311 muertos, con una preocupante agilidad en el sur y centro del continente, y mientras los Gobiernos de Estados Unidos y China prohíben los vuelos entre sus territorios y alzan para ello la bandera de la pandemia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se declaró este miércoles preocupada por Suramérica y Centroamérica, en donde se acelera el ritmo de aumento diario de los casos confirmados de COVID-19.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, indicó que «desde hace algunas semanas el número de casos diarios que se registran en el continente americano es más alto que en el resto del mundo».


Publicidad