Publicidad

Con el fin de definir si continúa o no la intervención del Hospital Departamental de Villavicencio (HDV), hoy se reúnen a las dos de la tarde la gobernadora Marcela Amaya; el mandatario electo, Juan Guillermo Zuluaga, y el secretario de Salud del Meta, Jorge Ovidio Cruz Álvarez, con el superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal Ángel.

Marcela Amaya destacó que, con el agente interventor del HDV, Óscar Gálvez, viene trabajando para que mejoren las condiciones de atención en el centro asistencial, donde con esfuerzo se ha logrado abrir más camas, dejando a la fecha 390 al servicio, pero insistió que hay que seguir con el proyecto del nuevo hospital para esta región del país.

“La situación de la salud sigue crítica, pero desde la Secretaría de Salud del Meta buscamos ofrecer un servicio humanizado y lo estamos logrando”, precisó la mandataria, quien sostuvo que desde la administración departamental se ha apoyado y acompañado todas las decisiones tomadas por parte del agente interventor, dando el aporte, para que el plan de desempeño financiero y fiscal se pueda cumplir.

Publicidad