Publicidad

Ginebra (EFE).- La Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos señaló hoy, tras un primer análisis de la nueva y polémica ley de seguridad nacional en Hong Kong, que esta legislación puede perjudicar la protección de los derechos humanos en la excolonia británica.

«La definición de algunos delitos contenidos en la ley es difusa y demasiado amplia, lo que podría llevar a una interpretación y una aplicación arbitraria y discriminatoria», destacó el portavoz de la oficina, Rupert Colville, en rueda de prensa. También subrayó que la Oficina que dirige la alta comisionada Michelle Bachelet «está alarmada por las detenciones que ya se están realizando cumpliendo la ley con efecto inmediato, cuando todavía no hay una completa información o comprensión sobre el alcance de los delitos».


Publicidad