Publicidad

Johannesburgo (EFE).- La pandemia de COVID-19 en Sudáfrica, convertida ya en el quinto país del mundo con más casos activos, sigue en rápido aumento y sobrepasa ya las 3.300 muertes y los 200.000 contagios debido a la expansión explosiva del virus en la zona de Pretoria y Johannesburgo en las últimas dos semanas.

De acuerdo a los últimos datos revelados por el Ministerio de Salud sudafricano, el país austral registra ya 205.721 contagios y 3.310 fallecimientos, mientras que 97.848 personas se han recuperado de la enfermedad. Con esas cifras, Sudáfrica se mantiene, con mucha diferencia, como el país más golpeado por la COVID-19 en toda África, ya que acumula alrededor del 40 % de los casos del continente. De hecho, la escalada de casos registrada durante el mes de junio ha puesto ya a Sudáfrica como la quinta nación con más casos activos del mundo (algo más de 100.000) y la cuarta en la lista de países con más nuevos contagios diarios (entre 8.000 y 10.000 por jornada).


Fuente

Publicidad