Publicidad

Londres (EFE).- La población mundial comenzará a reducirse a partir de la segunda mitad de este siglo, lo que unido a la caída de la fertilidad en ciertos países provocará cambios significativos en los equilibrios de poder globales, según un estudio elaborado por el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington.

El informe, publicado hoy por la revista The Lancet, prevé que la población mundial alcanzará un pico de unos 9.700 millones en 2064, pero caerá hasta los 8.800 millones a finales de siglo, un descenso que será de más del 50 % en hasta en 23 países, entre ellos Japón, Tailandia, Italia y España. Aunque los expertos pronostican que China sustituiría en 2035 a EE.UU como la mayor economía mundial en términos de producto interior bruto (PIB), tendría un declive demográfico en 2050 y la potencia estadounidense regresaría al primer puesto hacia 2098, siempre y cuando la inmigración siga nutriendo su fuerza laboral.


Fuente

Publicidad