Publicidad

La Unidad para las Víctimas presentó ante delegados de las alcaldías de Yopal, Villanueva y Paz de Ariporo; de la Personería y de la Defensoría del Pueblo, las medidas de prevención para la prestación del servicio en los Puntos (PAV) y Centros Regionales de Atención a Víctimas (CRAV).

El protocolo elaborado establece los lineamientos, medidas sanitarias, preventivas y de mitigación que permiten la bioseguridad, fomentan el autocuidado de los colaboradores, funcionarios y población víctima, y facilitan la continuidad en la atención presencial.

Frente al proceso de atención, el documento indica que será necesario establecer un filtro para que solo las personas aptas (sin enfermedades previas ni síntomas asociados al COVID-19), ingresen al establecimiento.
También recomienda adoptar un protocolo para la desinfección de las suelas de los zapatos; tomar temperatura de manera previa; exigir el uso de tapabocas; mantener la distancia preventiva; no permitir el acceso de acompañantes; abandonar el lugar una vez se reciba la atención solicitada, y realizar labores de sensibilización para que las personas opten por la atención telefónica o virtual.

Más disposiciones
Así mismo, se dispone de los entes territoriales para que en concordancia con la Ley 1448 de 2011, que establece su responsabilidad en los PAV y CRAV, garanticen la disponibilidad de agua potable, jabón líquido, toallas desechables, productos de desinfección como alcohol y gel antibacterial, y canecas cerradas en los lugares y espacios de atención.

Dentro de las estrategias opcionales para la asistencia, estos nuevos lineamientos indican que los puntos y centros de atención, podrán acogerse a medidas como horarios especiales, flexibles, doble turno, atención sujeta a pico y cédula o por agendamiento, y focalización de servicios.

El director territorial de la Unidad en el Meta y los Llanos Orientales, Carlos Pardo Alezones, recordó que la reapertura de los puntos y centros de atención a víctimas, se dará únicamente por lineamientos del Gobierno nacional y bajo el estricto cumplimiento de las medidas determinadas en este protocolo para el cuidado de la salud de las víctimas y los funcionarios de la entidad.

De acuerdo con el Registro Único de Víctimas (RUV), con corte al pasado 31 de marzo, en Casanare hay 59.979 víctimas sujetos de atención.

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = «http://connect.facebook.net/es_ES/sdk.js#xfbml=1&version=v2.8»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Publicidad