Publicidad

NUEVA DELHI – Los ejecutivos de Facebook India fueron interrogados el miércoles por legisladores acerca del supuesto sesgo político de la compañía y su papel en la difusión del discurso de odio en el país.

Periódicos informaron que Facebook estaba permitiendo el discurso de odio contra los musulmanes en la plataforma y que su principal funcionario de políticas en India ha mostrado favoritismo hacia el Partido Bharatiya Janata del primer ministro Narendra Modi. El gigante de las redes sociales ha negado las acusaciones.

El resultado de la audiencia a puertas cerradas no quedó del todo claro.

India es el mercado más grande de Facebook con casi 328 millones de usuarios. La empresa es propietaria de WhatsApp, que tiene más de 400 millones de usuarios en India.

A medida que se han extendido por todo el país, Facebook y WhatsApp se han convertido en campos de batalla feroces para los partidos políticos indios. Los líderes del partido nacionalista hindú de Modi han sido objeto de investigaciones por realizar campañas por internet mezcladas con afirmaciones falsas y ataques a la población minoritaria musulmana.

El partido de Modi y sus líderes han negado repetidamente las acusaciones y, en cambio, acusan a Facebook de censurar contenido pro-India.

Facebook refuerza su lucha contra la desinformación electoral en EE.UU.

A partir del jueves, los usuarios de Facebook en Estados Unidos que realicen publicaciones sobre las elecciones podrían empezar a ver en sus mensajes etiquetas que dirigen a los lectores a información fidedigna sobre las próximas presidenciales.

El martes, el ministro de tecnología, Ravi Shankar Prasad, escribió al director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, y dijo que la plataforma estaba censurando el contenido publicado por usuarios de derecha.

En agosto, el partido opositor Congreso pidió en dos cartas a Zuckerberg que especificara las medidas que estaba tomando su empresa para investigar las acusaciones contra sus operaciones en India después de que un informe del Wall Street Journal dijera que el jefe de políticas públicas de Facebook India, Anhki Das, “se opuso a aplicar reglas sobre incitación al odio” a los miembros del partido de Modi incluso después de que el problema fuera señalado internamente.

Dos portavoces de Facebook no hicieron comentarios de momento. El 21 de agosto, la compañía negó cualquier sesgo hacia el partido de Modi y dijo que la red social era “abierta, transparente y apartidista”.

La compañía dijo en un correo electrónico reciente a The Associated Press que aplica las políticas de moderación de contenido a nivel mundial “sin importar la posición política o la afiliación partidista de nadie”.

Publicidad