Publicidad

Ginebra (EFE).- Los fallecimientos por la COVID-19 contabilizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) llegaron este miércoles a 408.025, lo que indica que la mortalidad por el nuevo coronavirus se mantiene estable.

La última cifra diaria de muertes es de 3.539, muy próxima a la registrada en la última semana. Los casos confirmados totalizan 7,14 millones, con un aumento de 108.918 en las últimas 24 horas, de acuerdo al recuento oficial de la OMS. El número de personas infectadas es menor al de las diez jornadas anteriores, cuando, según la organización, se superaron los 130.000 casos por día. En América los casos suman 3,41 millones, mientras que en Europa se mantienen estables en torno a los 2,32 millones.


Publicidad