Publicidad

Más de un millar de personas fueron arrestadas en Bielorrusia el martes por la noche en nuevas protestas contra los resultados de las elecciones presidenciales del fin de semana, informaron las autoridades.

Fuentes del gobierno dijeron también que la policía disparó con municiones vivas a los manifestantes en la ciudad de Brest, alegando que algunos estaban armados con barras de metal e ignoraron disparos de advertencia.

Según dijo a la agencia AP una portavoz del Ministerio del Interior, el martes por la noche hubo marchas en 25 localidades bielorrusas.

Cientos de personas salieron a las calles de nuevo este miércoles. Mujeres vestidas de blanco formaron una cadena humana alrededor de un mercado en Minsk, mientras otra multitud se congregó en una prisión donde fueron llevados los manifestantes detenidos.

Mujeres bielorrusas vestidas de blanco protestan contra la violencia policial en Minsk el 12 de agosto de 2020.

Las fuerzas de seguridad llevan tres noches consecutivas chocando con los manifestantes, que denuncian que las elecciones fueron fraudulentas.

La policía ha luchado para disolver las protestas con porras, granadas aturdidoras, gases lacrimógenos y balas de goma. Un manifestante murió el lunes durante la operación policial en Minsk y decenas resultaron heridos.

Entre los detenidos había casi 30 periodistas, según dijo el miércoles la Asociación Bielorrusa de Periodistas.

La Comisión Electoral Central dio la victoria a Lukashenko en los comicios del domingo con un 80% de los votos. Es el sexto período presidencial de Lukashenko, quien lleva en el poder en Belarús desde 1994.

Candidata opositora de Bielorrusia llega a Lituania tras cuestionados comicios

Un día antes de las elecciones, el gobierno de Bielorrusia arrestó a varios funcionarios de la oposición. La candidata opositora, Sviatlana Tsikhanouskaya, se ocultó y reapareción para votar. Luego se refugió en el vecino Lituania. Las elecciones han sido calificadas como un fraude. Rusia sí reconoció el resultado.

La principal candidata de la oposición, Sviatlana Tsikhanouskaya, que atrajo grandes multitudes a sus actos de campaña, obtuvo apenas el 10% de los votos.

Tsikhanouskaya, que rechazó los resultados oficiales, abandonó Bielorrusia después de las elecciones y se encuentra actualmente en la vecina Lituania. Su campaña ha dicho que salió del país bajo presiones.

Lukashenko ha tildado a los opositores de ovejas manipuladas por influencias extranjeras y prometido una respuesta dura a las protestas.

Publicidad