Publicidad

La canciller alemana, Angela Merkel, visitó la semana pasada al opositor ruso Alexei Navalny en el hospital donde fue tratado en Berlín por un presunto envenenamiento, según confirmaron este lunes el portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert, y el propio Navalny.

La noticia fue adelantada el domingo por el periódico Der Spiegel y según los reportes, la visita de Merkel fue de carácter personal. El portavoz no detalló lo que hablaron.

“Hubo una reunión, pero no debería llamarse secreta”, dijo Navalny en un tuit. “Más bien una visita privada y una conversación con la familia. Estoy muy agradecido a la canciller Merkel por visitarme en el hospital”.

Seibert insistió en que Alemania sigue a la espera de una explicación de Moscú sobre lo ocurrido a Navalny.

Navalny, de 44 años, se sintió indispuesto durante un vuelo hacia Moscú el 20 de agosto y fue trasladado a un hospital de Omsk, en Siberia, después de un aterrizaje de emergencia.

De allí pasó a un centro médico en Alemania, donde estuvo en coma inducido por más de dos semanas. Laboratorios de Alemania, Francia y Suecia afirmaron que fue envenenado con el agente nervioso Novichok, desarrollado por el ejército soviético durante la Guerra Fría.

Navalny fue dado de alta el miércoles 22 de septiembre del hospital Charité de Berlín.

Su equipo ha acusado al Kremlin de estar detrás del envenenamiento, pero Moscú insiste en que no hay pruebas de que Navalny haya sido envenenado y se ha molestado por los llamados de Merkel y de otros líderes mundiales para que investigue el incidente.

La reunión entre Merkel y Navalny probablemente incomode al Kremlin, ya que Rusia ha criticado en varias ocasiones a Alemania por hacer pública información sobre el caso.

Publicidad