Publicidad

Jerusalén (EFE).- Un soldado israelí de 21 años murió hoy tras recibir una pedrada durante una redada del Ejército en la aldea de Yabad, en Cisjordania ocupada, en la primera muerte de un militar de Israel en una operación este año, según informó un comunicado castrense. El soldado, que fue identificado como el sargento Amit Ben Ygal y pertenecía a la unidad Golani, una brigada de reconocimiento, fue trasladado de urgencia a un hospital de la ciudad de Haifa, donde fue declarado muerto. «El incidente tuvo lugar cuando las tropas del Ejército estaban abandonando la aldea, por el lanzamiento de una roca bastante grande, de unos 50 centímetros, desde una residencia aledaña y que le impactó directamente en la cabeza», detalló el portavoz militar Jonathan Conricus. Este incidente, el primero de esta naturaleza en varios meses, se da en el marco de una cada vez más probable anexión de territorios ocupados en Cisjordania, prevista para principios de julio e incluida en el texto del acuerdo de coalición alcanzado hace algunos días por Netanyahu y el centrista Beny Gantz.

Publicidad