Publicidad

Un descubrimiento terribles hizo la policía de Dillsburg en la casa de Cynthia Black, de 61 años. En un refrigerador dentro de su domicilio estaba estaba el cadáver de su abuela, muerta desde 2004.

La policía descubrió el cuerpo en febrero de 2019 en la casa de Black, pero la investigación siguió para determinar exactamente qué había pasado con la anciana.

Después de varias pruebas se confirmó que el cuerpo era de Glenora Delahay, nacida el 3 de mayo de 1906, y quien falleció de causas naturales en 2004.

Nunca nadie anunció su muerte o se llevó a cabo algún entierro, sencillamente Black ocultó el fallecimiento para seguir cobrando la jubilación de la pensionada, por más de 15 años, y por mientras colocó el cadáver en un refrigerador.

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = «http://connect.facebook.net/es_ES/sdk.js#xfbml=1&version=v2.8»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Publicidad