Publicidad

Berlín (EFE).- El ultraderechista alemán Stephan Ernst, de 46 años, se confesó hoy autor del asesinato en 2019 del político de la Unión Cristianodemócrata (CDU) Walter Lübcke, una muerte que sacudió al bloque conservador de la canciller Angela Merkel y al conjunto de la clase política alemana.

Ernst admitió, en el juicio que se sigue contra él en la Audiencia de Fráncfort, ser el autor del tiro que mató a Lübcke, al que fue a buscar hasta su domicilio la noche del 1 de junio del año pasado y mató al reconocerle en la terraza de su casa. El acusado pidió asimismo perdón a los familiares por un asesinato que calificó de «error incalificable» y que, afirmó, cometió impulsado por «falsas ideologías». » conservadoras de Merkel por no haber cerrado las fronteras del país durante la crisis migratoria de 2015.

Fuente

Publicidad